Las capas del impacto humano

Una mayoría que consume, una minoría que produce.

Tenemos un tiempo finito, definido y acotado sobre la faz de la Tierra. Una sola vida, al menos que sepamos con seguridad. ¿En qué la usamos? ¿Cómo la usamos? ¿Qué hacemos con nuestra energía vital?

Son preguntas que van a problemas universales del ser humano, los problemas fundamentales: quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos.

Ya sea que seamos conscientes (o no) del uso que hacemos de nuestro tiempo, es inevitable que la vida transcurre segundo a segundo y se nos va de las manos de forma eventual. ¿Cómo saber que estás usando de forma adecuada el tiempo que te fue conferido en este mundo?

Hoy quiero plasmar en texto una especie de teoría, que es el resultado de observarme a mí mismo durante años, de analizar a los grandes innovadores de la historia, y como intento de explicar cómo funciona el mundo y la sociedad.

Antecedentes de la teoría

La teoría de las capas del impacto humano es meramente un modelo mental, que intenta explicar ciertos fenómenos que gobiernan a la sociedad humana en su conjunto.

No soy sociólogo, ni he realizado una profunda investigación bibliográfica al respecto, ni usado el método científico para demostrar nada. Esta teoría es el resultado de mi observación empírica y el análisis de patrones repetitivos en la historia de la especie.

¿Qué formula la teoría?

En esta versión cero de la teoría, a falta de un cuerpo más formal, voy a explicarla en puntos:

  • La mayoría de las personas en el mundo dedican la mayor parte de su tiempo a consumir.
  • La minoría se dedica a producir y crear.
  • De esa minoría, la mayoría se enfoca en problemas locales/regionales.
  • De esa minoría, una superminoría produce soluciones universales a problemas universales.
  • Las soluciones a problemas locales conllevan a un impacto local. El impacto local es fugaz y tiende a desvanecerse en el tiempo.
  • Las soluciones a problemas universales conllevan a un impacto universal. El impacto universal es más duradero y tiende a perdurar más en el tiempo.

Para entender mejor esta teoría, vamos a conformarla en tres capas:

  • Capa 0: Los consumidores. En esta capa se sitúa la mayor parte de la población mundial (según mi observación y no con datos estadísticos, por eso es una teoría y no una ley). Vamos a decir que ahí está el 80% de la población. Estas personas consumen contenido, productos y servicios, y realizan un trabajo que normalmente es de empleado.
  • Capa 1: Los creadores locales. En esta capa hablo de comunicadores, influencers, gamers, youtubers, podcásters, bloggers, emprendedores, líderes de comunidades y personas que están creando o aportando soluciones a problemas locales. Su impacto está acotado a un nicho, país o región. Resuelven un problema, pero su impacto no es permanente y tiende a desvanecerse con el tiempo. Esta capa, en proporción con la anterior, es mucho menor y abarca una pequeña parte de la población mundial.
  • Capa 2: Los disruptores. En esta capa se sitúan los líderes de escala mundial, los innovadores y disruptores, fundadores de startups de alcance mundial, líderes políticos, intelectuales consagrados, periodistas famosos, artistas de ámbito global y creativos que resuelven problemas universales. Esta capa abarca una pequeñísima minoría que con su influencia e impacto, afecta de forma positiva/negativa al resto de la humanidad.

Esta teoría intenta posicionar a cada persona en un sector o capa, de acuerdo a su actividad y el impacto que genera en los demás.

Pongamos varios ejemplos de algunos individuos para posicionarlos en una capa:

  • Una enfermera en una provincia de China, que dedica su día a curar quemaduras en la sala de quemados de un hospital local. Su actividad, como todas las actividades humanas, es necesaria. Su impacto se ve reducido al ámbito en el cual opera: los pacientes que llegan al hospital. Emplea una parte de su tiempo a la jornada laboral, en la cual desarrolla su actividad, aportando una solución a un problema local, el resto del tiempo lo dedica a consumir productos/servicios. La ubicamos en la capa 0 (los consumidores).
  • Un youtuber con 100K suscriptores, que entretiene a una creciente comunidad, dedica una gran parte de su tiempo a producir contenido, con el propósito de realizarse como persona y de aportar algo positivo a los demás. Al tener un público mayor y probablemente más esparcido geográficamente, tiene un impacto mayor, porque su área de influencia es más amplia. Sin embargo, resuelve un problema específico a un nicho específico, y su influencia no es permanente, y su obra se desvanece con el tiempo. Lo ubicamos en la capa 1 (los creadores locales).
  • Un líder global en el campo de la mensajería instantánea, que enfoca su vida en garantizar la privacidad para todas las personas y disfrutar una experiencia cómoda al comunicarse con otras personas. Resuelve un problema universal y, por tanto, su influencia e impacto es universal. Si hace bien su trabajo y resuelve el problema con una solución que marque un precedente, su obra es permanente y no se desvanece con el tiempo, sino que va más allá de su propia existencia humana. Lo ubicamos en la capa 2 (los disruptores).

Relación entre las capas

  • Las personas posicionadas en las capas inferiores, tienen menos control de su tiempo y energía, y son más influidas por las decisiones, creaciones y actividades que ejecutan las personas en las capas superiores.
  • A medida que se pertenece a una capa con mayor impacto, se adquiere una mayor responsabilidad y crece la presión que recibe la persona de su entorno, ya sean clientes, usuarios o simplemente consumidores en general.
  • Las capas superiores tienen mayor acceso a oportunidades en todos los ámbitos.
  • Pasar de la capa 0 a la capa 1 es relativamente fácil, solo requiere un cambio de consciencia y de perspectiva.
  • Pasar de la capa 1 a la capa 2 es extremadamente difícil, requiere encontrar una solución universal a un problema universal y enfocar la mayor parte del tiempo a crear y aportar esa solución a la humanidad.

En resumen:

  • Las capas superiores influyen sobre las inferiores, por medio del impacto que genera su actividad. Son capaces de cambiar las vidas de millones de personas, de forma positiva o negativa.
  • Las capas inferiores presionan sobre las superiores. Al ser una gran mayoría consumiendo productos, contenido y servicios provistos por las capas superiores, las ponen en un compromiso y bajo una presión social enorme, que se ve multiplicada con mensajes, comentarios, los medios, y al formar parte de la cultura popular.

¿Para qué sirve esta teoría?

A mi modo de ver, esta teoría es útil porque nos ayuda a:

  • Identificar en qué capa estamos cada uno de nosotros y con esto, entender por qué tenemos el impacto y alcance que tenemos.
  • Identificar en qué capa están los demás y, por tanto, entender mejor su modo de vida.
  • Saber hacia qué capa queremos movernos, de forma consciente, y con esto, saber qué pasos podemos dar en ese sentido.
  • O simplemente aceptar la capa en que estamos y llevar adelante nuestra vida con el mayor propósito y dignidad posibles.

¿Cómo debe interpretarse esta teoría?

Con la teoría, solo ofrezco un modelo para que podamos clasificar a las personas de acuerdo a su actividad de producción/consumo, el tiempo que dedican a resolver problemas locales/universales, así como el alcance y duración de su impacto/obra en la sociedad.

La teoría no debe interpretarse como discriminatoria. Todas las personas tienen una misión en la vida, y la actividad y existencia de cada ser humano es importante y necesaria. Simplemente, con esta teoría, busco aclarar más los umbrales que separan las capas sociales de acuerdo al alcance que tienen y la influencia que pueden ejercer sobre los demás.

Esta teoría cambia mi vida desde hoy

Quizás esta teoría ya existe bajo otro nombre, no lo sé. Probablemente estoy llegando a una conclusión lógica y evidente, es posible. Pero este modelo mental está cambiando desde hoy mi forma de percibir el mundo.

En lo adelante, me servirá para entenderme mejor a mí mismo y a las personas que me rodean, al mundo en general.

Con esta teoría, a modo de faro, podré orientarme mejor y le servirá a otras personas que quieran tomarla como un modelo o ideal en el cual creer.

Es sencillo: la mayoría de las personas está consumiendo, y una minoría produciendo, y de esa minoría, pocos logran dejar su huella en la historia.

¿En qué capa estás y en cuál quieres estar? ¿Cuál es tu propósito?

Espero sea de utilidad. Suscríbete a mi newsletter sobre startups y creatividad.

Publicado originalmente el 15 de mayo del 2021 en Medium.